Lactancia: La maravillosa lanolina para cuidar los pechos


Por Lena

Reconozco que en mi embarazo me preocupé más de prevenir estrías que de preparar a mis pobres pechugas para dar leche y obviamente cuando llegó el momento mis pezones sufrieron mi falta de constancia. El resultado: heridas y mucho dolor al momento de amamantar. Pero afortunadamente llegó a mis manos una crema a base de lanolina y fue la salvación.

La gracia de esta milagrosa sustancia – proveniente de la lana – es que además de ser un súper cicatrizante, uno se la pone después de dar pecho y no hay que sacarla, o sea la guagua la puede chupar sin problemas. Esto para mí fue una gran ayuda, porque me moría de lata de ponerme algo que después me iba a tener que sacar y andar con esos algodoncitos con agua que usaba mi mamá con mi hermana chica. O sea con una guagua hay tanto que hacer que una preocupación menos se agradece. Además la crema funciona!

En algunas clínicas te la dan (o sea la suman en la cuenta), pero también se puede comprar en algunas farmacias y así uno va preparada. Además si uno tiene la constancia que yo no tuve se la puede poner desde antes del parto y así prepara los pezones. Eso sí, mancha un poco, así que no hay que ponerse mucho.

Yo conozco dos igualmente buenas, la Purelan de Medela y la Lansinoh. Las dos las venden en farmacias y valen alrededor de 7 mil pesos.

Link foto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>