Zapatos perdidos

por m

No creo que me pase sólo a mí, pero mis dos hijas han sido verdaderas Cenicientas, expertas en andar con un solo zapato. Muchas veces salíamos en coche o en el carro del supermercado y a penas se les caía uno lo guardaba en la cartera y las dejaba sólo con un zapato, lo que provocaba la reacción de cuanto persona se cruzara con nosotros. Se le cayó un zapatito, anda con un solo zapato, le falta un zapato, nos decían y yo respondía una y otra vez, sí sé, gracias, lo tengo guardado.

Hasta que una vez se me cayó y no me di cuenta. Afortunadamente un hombre lo agarró, me lo pasó y me dijo que a él le pasaba todo el tiempo lo mismo, así que había optado a que cuando salían y su guagua iba en coche o en el carrito del supermercado ponía un cordel que unía los dos zapatos, cosa que si uno se caía, el otro quedaría colgando.

La idea me pareció genial, pero de puro dejada nunca la apliqué, hasta que obvio que lo inevitable pasó y perdí un zapato. Lo busqué ene, pero no hubo caso y me dio mucha lata. Afortunadamente ahora encontré unos zapatos que mi guagua no se puede sacar – de hecho yo no se los puedo sacar sin abrirlos – y son los únicos que usa. Supongo que si nuevamente le pongo unos que se pueda sacar esta vez sí usaré el cordelito para unirlos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>