Que te toquen la guata: molestia o cariño?

por magdalena

Basta que la guata aparezca para que todas las embarazadas se vean enfrentadas a un extraño fenómeno: la gente empieza a tocarte. Claro, es normal que la familia cercana lo haga o las amigas, pero también comienzan a acercase tus compañeros de oficina y hasta la gente en la calle.

Frente a esto hay dos reacciones totalmente opuestas. Están quienes lo odian y se sienten totalmente invadidas y a quienes les gusta. Yo estaba en el segundo grupo. Si bien muchas veces era bastante extraño que gente que no había visto en mi vida me tocara, siempre sentí que era una muestra de cariño y que todos le estaban transmitiendo buena onda a mi guagua.

Al mismo tiempo, siempre he odiado mi guata, es lejos una de las partes de mi cuerpo que menos me gusta, pero embarazada era otra cosa, por fin podía lucirla y sentirme orgullosa de ella, así que si otros querían tocarla, por primera vez no me sentía incómoda.

Por supuesto que lo mejor es cuando la gente te pide permiso para acercarse y no llegan y sin controlar sus impulsos te tocan, pero dentro de todo, jamás me molestó la situación.

Link foto: douglemoine

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>