La cómoda / mudador: una excelente adquisición

por magdalena

Cuando estaba embarazada de mi hija mayor estaba obsesionada con comprarle una de esas cunas con cómoda que luego se transforman en cama y fue buscando un dato barato que llegué a la calle San Pablo donde pude comprar exactamente lo que quería. Yo estaba feliz, porque la encontraba muy linda, pero luego, al descubrir lo maravilloso que era tener un mudador a la altura de la cintura, lo estuve mucho más.

Creo que no me di cuenta de su utilidad hasta que me fui de vacaciones con mi hija de dos meses y tuve que empezar a mudarla encima de la cama, hincada en el suelo, lo que claramente no era muy cómodo. Me dolían las rodillas y la espalda y eso que como ella era tan chica ni se movía, porque he descubierto que cuando se mueven es mucho peor. Por ejemplo, mi hija de 1.7 se queda súper tranquila cuando la mudo o la visto sobre la cómoda, pero si lo hago sobre la cama se me escapa, patalea, se gira, etc. y me hace la tarea mucho más complicada.

También he visto unos mudadores que no son con cómoda, sino que tiene patas lo que permite que sean altos, así que finalmente se cumple con el mismo principio de poder estar de pie al cambiar a la guagua.

Eso sí hay que tener claro que no se les puede dejar desatendidos ni un solo segundo, porque cualquier descuido puede significar una gran caída. Por eso es muy práctico tener todo a la mano. Lo que yo hice fue poner una repisa en la pared del lado del mudador, de modo de poner ahí todo lo que se puede necesitar al momento de cambiarlas, pero que a la vez no esté al alcance mi hija que siempre intenta tomarlo todo.

Link foto: Magpie372

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>