Al momento del parto: Qué tan acompañada?

por magdalena

Antes de tener a mi hija había oído a algunas conocidas contar que habían tenido a sus guaguas rodeadas de familiares o sus mejores amigas. A mí nunca se me había pasado por la cabeza la idea, hasta que mi mamá me preguntó si ella podría estar cuando naciera mi primera hija.

Cuando el momento llegó, tuve la suerte de tener a mi hija en una de esas piezas que propician el apego, que no parecen pabellones, que sólo el equipo médico se viste de verde y que pueden entrar quienes quieran. Estábamos ahí con mi marido y mi mamá y el momento del parto de acercaba. Ella ya estaba convencida de que se quedaría con nosotros, pero yo le pedí que por favor saliera porque era un momento que queríamos vivir solos con mi marido. Así que ella respetó mi decisión y esperó al otro lado de la puerta.

Con mi segunda hija fue todo tan apurado que no hubo tiempo de pensar si alguien más estaría con nosotros, de hecho las visitias llegaron al día siguiente.

Hoy pienso que si en algunos años más tuviera otra guagua me encantaría que mis hijas estuvieran con nosotros en el momento del parto. Qué piensan ustedes? Les gustaría?

Link foto: darobin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>