Planificación familiar: el conchito

por magdalena

Como muchas veces les he contado acá, tengo dos hijas – de cinco y casi dos años – y creo que ahí me voy a quedar. Al menos por ahora, porque muchas veces pienso que tal vez más adelante me gustaría tener otra guagua, un hermano o hermana para mis hijas que fuera bastante menor que ellas.

Creo que tengo estas ganas, porque yo misma lo viví. Mi mamá tuvo a mi hermana menor cuando yo tenía 10 años y me volví totalmente loca por ella. La regaloneaba todo el día, me despertaba temprano para llevármela a mi cama, nunca me cansaba de jugar con ella y hasta el día de hoy es mi regalona. Al mismo tiempo, mi mamá siempre ha dicho que, junto a mis hermanos, le alivianamos bastante la tarea de cuidar a esta hermana chica porque todos ayudábamos.

Lo mismo me han contado algunas amigas que tienen hijos con harta diferencia, que los mayores ayudan ene. Claro, hay que evitar caer en darles responsabilidades que no les corresponden – mi mamá jamás lo hizo – pero si de jugar y regalonear se trata, hay muchas más manos dispuestas.

Mi hermana por su parte algunas veces se ha quejado que cuando nosotros fuimos creciendo ella se fue quedando un poco sola y que eso es lo que no le gusta de ser “el concho”, pero al menos yo creo que tuvo tantas cosas buenas esta relación con los grandes, que definitivamente ha sido más positiva que negativa.

Alguno de ustedes lo ha pensado? Tienen un conchito? Les gustaría tenerlo? Les tocó serlo?

Link foto: A.K. Photografy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>