Época de trasnoches

por Irene

Una de las cosas en la que he concordado con mi mamá con el paso de los años es en lo difícil que es tratar con un niño después de un trasnoche.

Me acuerdo que cuando era chica y mis amigas organizaban pijamas party al día siguiente todos los papás se quejaban de lo pesaditas que estábamos y yo encontraba que eran unos exagerados. Yo era perfectamente capaz de dormirme a las 4 y de andar súper amorosa al día siguiente. Sí, claro.

Ahora sufro un poco cada vez que mis hijos trasnochan, porque sé que al día siguiente todo andará desordenado. Probablemente se despertarán igual de temprano – su reloj biológico no entiende que han dormido muy poco – y andarán pidiendo unas siestas eternas aunque hace tiempo que ya no duerman o tipo seis de la tarde ya no aguantarán más. Y por más ordenada que uno sea con los horarios, en esta época de fiestas los trasnoches se vienen sí o sí.

Cuando yo era chica mi mamá nos obligaba a dormir siesta las tardes del 24 y el 31 de diciembre y yo lo odiaba! Era tanta la ansiedad que me costaba ene quedarme dormida. Ahora yo hago lo mismo. Creo que si es posible prever el trasnoche – como sucede en Navidad y Año Nuevo – lo mejor es preparar a los niños con una siesta.

Ustedes cómo lo hacen en las épocas de trasnoche?

Link foto: _nezemnaya

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>