Niños y cámaras de vigilancia: buena idea o paranoia?

por Irene

Varias veces he escuchado de la utilidad que tienen las cámaras de seguridad cuando nos toca dejar a nuestros niños a cargo de otras personas, ya sea con una nana o niñera en la casa o en el jardín infantil. Gracias a ellas se han descubierto casos de violencia o descuido, por lo que no hay duda de que son muy eficientes. Pero de todas formas hay algo en ellas, y en ese mirar sin estar, que me produce cierta incomodidad y que me haría no recurrir a ellas, a menos que me vea frente a un caso muy complicado, como que comenzara a desconfiar de quien cuida a mi hijo.

Aunque que hay ocasiones en que nuestros niños son muy chiquititos como para contarnos cosas, siento que si no creemos que las personas que los están cuidando lo están haciendo bien, mejor no dejárselas a ellas y buscar a alguien más.. o no?

Al mismo tiempo creo que si tuviera la posibilidad de mirar todo el tiempo lo que están haciendo mis niños no podría concentrarme en nada más y los miraría todo el día. Y esto me complica, no sólo porque lo encuentro un poco paranoico, sino porque también me gusta que tengan un mundo propio y que cuando comienzan a comunicarse me hablen de él. Me sentiría como una especie de espía sabiendo con quién juega, con quien no y sufriría al verlo caerse sin poder hacer nada.

Tal vez soy muy exagerada y cuando los niños son chicos no necesitan “privacidad” y tenerlos con un sistema de cámaras de seguridad es lo mejor, pero al menos a mí me hace algo de ruido. ¿Ustedes qué piensan?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>