La hora de la verdad ¿De dónde vienen los niños?

por magdalena, ilustración Frannerd para DienteLeche

Todavía no llega la pregunta, pero sé que pronto lo hará. Mi hija ha comenzado a tener interrogantes como: qué pasa con la muerte? sólo los viejitos se mueren, cierto? por qué el tata y la abuela no viven juntos?, es decir entró en la etapa de las preguntas difíciles, así que supongo que en cualquier minuto me preguntará cómo llegan las guaguas a la guata de las mamás.

Hasta el momento lo que he intentado hacer con las preguntas complejas es jamás evitar sus temas, contestar simple y directo, no darle muchas vueltas y sólo entregarle la información que está pidiendo, porque si yo me enredo obvio que para ella será peor. Lo que no sé es cuánta información entregar en este caso, ni cómo. No sé si contestarle tranquilamente mientras jugamos, o tener una “conversación seria” o si decirle que las guaguas llegan porque el papá y la mamá se quieren mucho, por ejemplo, o explicarle más en concreto.

Lo que si sé es que jamás le he dicho mentiras del tipo que vienen de los repollos, de las cigüeñas, ni ningún otro cuento de ese estilo. Al mismo tiempo en la casa intentamos ser bien relajados con el tema de nuestro cuerpo y los afectos. Es decir, les explicamos que su cuerpo es sólo de ellas y deben cuidarlo, pero jamás las hemos hecho sentir vengüenza por andar sin ropa, por ejemplo, aunque intentamos dejarles muy claro que esa libertad existe en la casa, no afuera. Así que supongo que si le explicara las cosas tal cual son, no debería ser un shock para ella.

Yo recuerdo cuando a mí me contaron. Debo haber tenido cinco o seis años y lo hicieron con ese libro “¿De dónde vienen los niños?”. Recuerdo que en ese minuto no me pareció muy lógico el asunto, pero tampoco me escandalicé. Lo que sí me pasó es que me sentí poseedora de un secreto y tuve al tiro ganas de contarle a mis amigas.

También me acuerdo cuando en el colegio decidieron tocar el tema. Teníamos como 9 años y fue un escándalo! Yo misma encontraba que le ponían demasiado color y no podía creer que a esas alturas tuviera compañeras que no supieran, pero efectivamente así era. Finalmente decidieron mostrar la versión video del mismo libro.

Supongo que el hecho de que me acuerde tan claramente de estos hechos es una muestra de que realmente es un tema que marca a los niños. Que hay una especie de antes y después, y por lo mismo me gustaría achuntarle cuando me toque conversarlo. Alguien tiene consejos que compartir? Cómo fue su experiencia como hijos? Les ha tocado como padres? Han pasando cómo lo harán?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>