Juegos Tradicionales: horas y horas de diversión

por magdalena

Hace unos días encontramos este libro en la “biblioteca” de mis hijas. Estaba ahí desde que mi cuñado lo regaló en algún cumpleaños, pero no fue hasta ahora que lo descubrimos y desde ese día que no hemos parado de disfrutar. Se trata de Juegos Tradicionales, de editorial aManuta, el cual en sus 45 páginas recolecta canciones y actividades que normalmente pasaban de generación en generación en forma oral.

Al leerlo no sólo mis hijas lo han pasado bien, sino que yo también recordando la cantidad de juegos que practicábamos con mis amigas. Rodas, juegos de manos, de carreras, de ingenio, etc. Realmente eran horas y horas de diversión y casi siempre al aire libre. Mi hija mayor se sorprende cuando yo le cuento que jugaba a todos los juegos que aparece en el libro: a la Chascona, a saltar la cuerda, al elástico, el Cachipún, el Pimpirigallo, al Juego de la Oca, el Corre el Anillo, a la Huaracha, etc. Lo triste es que yo había olvidado casi todos! Claro que al verlos en el libro volvieron de inmediato a mi mente y obviamente mil recuerdos también volvieron con ellos.

Ahora mis hijas están demasiado entusiasmadas con jugarlos y de manera muy sorprendente se han aprendido las canciones en un segundo, incluso ya saltan por la calle cantando el Mansequi o el Tirabuzón.

Yo había visto otros libros que recuperaban este tipo de juegos, incluso tenemos uno, pero ninguno es tan bonito como Juegos Tradicionales, el que tiene un formato y calidad que permite andar con él al realizar los juegos y que no se deteriore. Además las ilustraciones son preciosas y las instrucciones de los juegos muy simples, en caso que a uno se le haya olvidado alguno. El libro se encuentra en diversas librerías y su precio se encuentra al rededor de los 8 mil pesos. Una inversión de vale la pena de todas maneras.

  • Karen V.

    Lo amé! hermosos libro y hermosos recuerdos…yo trato con todo mi ser que mis hijas jueguen al aire libre, aunque sea en el patio, pero debo reconocer que hay veces en que el televisor es un buen aliado cuando necesito hacer algo en donde las niñas no pueden estar tan cerca…por ej. cocinar.
    Extraño esos juegos de antaño, en que todos los del barrio nos conocíamos y nos juntábamos a jugar por horas en la calle sin el susto de que te fuera a pasar algo.
    Apenas pueda compraré el libro que me encantó!

  • Berni

    Lo quiero!!!

  • Karina

    hoy en mi pasaje habían muchos niños jugando, y el papá de uno les estaba enseñando a jugar a la botella envenená, y con marido nos empezamos a acordar de juegos y terminamos jugando a la payaya después.

  • http://www.muffin.cl maria paz

    yo traté de dibujarles con tiza un luche a mis enanas…. y que se me hubiera olvidado como se dibujaba y como se usaba… fue triiiiiste, ella se quedó jugando feliz, pero yo la miraba y tenia esa sensación de “algo está mal hecho”

    • Maritza

      ajajaja te imagino con esa cara de “duda/frustracion” jajaja

      pero cuenta, como lo hiciste poh, a ver si te podemos ayudar a decifrar el enigma

  • Maca

    Un día esperando algo le enseñé a mi hijo que ahora tiene 2 años el pipirigallo. Le encanta y me pide jugarlo cada vez que estamos sentados y no tenemos juguetes a mano.

    • http://rszggz.com Deliverance

      The genius store cadlel, they’re running out of you.

  • Loreto

    Dónde lo compró?

    • http://frmoabt.com Maud

      Gosh, I wish I would have had that inoamrotifn earlier!

  • mala madre

    Yo también quiero ese libro…la verdad es que la memoria es fragil y ya no me acuerdo de varios juegos, de hecho llevo meses tratando de recordar como se jugaba al elástico ese en que uno iba haciendo distintas figuras enredando los pies y subiendo la altura (creo) pero no me he podido acordar…
    Lo que si sacó carcajadas en mis hijos estas vacaciones fueron las canciones donde se repiten secuencias como: “estaba la rana cantando…”, “la chivita” y “hay un pozo en el fondo de la mar”. Ahora me piden que se las cante cada vez que subimos al auto.