Guaguas con pijama

por Cux

Este es un tema por el que muchas amigas se han reído de mí. Debo confesar que desde el día que mis hijos nacen, al llegar la noche yo les pongo pijama. O sea, encuentro que no hay nada más rico, que después de un largo día cambiarse de ropa y ponerse pijama -aunque a los recién nacidos los cambiemos 15 veces al día-, que exista esa diferencia entre la ropa de día y la ropa para dormir.

Cuando son tan chicos, la ropa que usan de día y de noche es casi igual de forma, pero yo hacía la diferencia. Los típicos enteritos de plush o de polar, dejaba los que eran más neutros o más claritos para la noche, y los que eran de colores más fuerte o con monos grandes los dejaba de ropa de día. Lo mismo con los piluchos, había algunos que eran exclusivamente para la noche y que no los usaban de día. Incluso varias veces tuve que cambiarlos ya que estaban con ropa al revés, ya que los había vestido mi mamá o mi nana. Cuática? sí, mega.

Era divertido porque, tipo después de la papa de las 19 o 20 hrs, yo les ponía pijama y muchos me decían, pero si anda con pijama! y no, para mí era rico ponerles esa ropa especial de noche. Lo mismo en las mañanas, me gustaba vestirlos, con ropa real, aunque fuera un enterito de polar practicamente igual al que recién le había sacado. En verdad puede que sea una estupidez pero siento que eso en cierta forma ayuda a la creación de hábitos, ayuda disponerlos al sueño y acostumbrarlos a “ponerse el pijama”.

Link foto: Caitlin Regan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>