Preferir al que se porta mejor

por Cux

Voy a escribir de un tema muy personal que vivimos el fin de semana, o que en verdad estamos viviendo hace algunos días. Y sólo puedo escribirlo porque estoy segura que ninguno de mis hijos lo podrá leer.

Tenemos tres hijos, uno de casi 5 y dos de 1,7 años. Siempre han sido súper buenos niños -nada fuera del otro mundo, claro-, buenos niños, porque a mi parecer, nosotros nos hemos preocupado bastante, nos hemos sacrificado y hemos hecho de la crianza un tema, donde discutimos qué cómo y cuándo hacer, siempre velando por hacer no lo más fácil sino lo que creemos mejor para la vida presente y futura, para la de ellos y para la nuestra.

Pero los niños son distintos, aunque se críen en la misma familia, y bajo las mismas normas -aunque debo reconocer que la segunda camada de crianza ha variado un poco con respecto al primero, hemos sido bastante más flexibles- cada niño tiene su personalidad, sus días, su vida.

La cosa es: de los tres, hay uno que es lejos lo más simple que he visto -no quiero usar palabras que se malinterpreten, por eso seré muy cautelosa- es un niño que no se hace problema por nada, q se ríe y disfruta cada segundo. Los otros dos también la pasan bien y andan contentos pero tienen un carácter un poco más fuerte, entonces llevan la contra, se enojan, pelean y son, básicamente, más dificiles de tratar.

Yo nunca he estado de acuerdo con esos estudios que aseguran que hay madres y padres que prefieren a uno de sus hijos, nunca lo he pensado y no me ha pasado. Pero estos días ha sido imposible no recordar este tema, veo lo fácil que se me hace la vida con este niño “mejor portado” y cómo tengo que luchar con los otros dos para lograr algo.

No quiero que esta simple sensación se refleje en mis actos y mucho menos que mis hijos sientan alguna preferencia. Por supuesto que no estoy hablando de amor, ni de elección, pero definitivamente hemos regaloneado más al “bien portado” y peleado más con el parcito rebelde.

¿Cómo lograr calmar mi rabia y hacerme media zen para tolerar y esperar y ser paciente en enseñar? En eso estamos. Agradezco podamos discutir de tema.

Link foto: Beverly & Pack

  • Maritza

    Haaaa, creo que mi mayor miedo de la vida maternal se hizo materia en tu familia… Yo quiero tener varios hijos y tal como en mi casa, donde somos 4, se que el tema del caracter esta muy alejado de lo que es la crianza… Y adoro a mi hija, la amo y es tan simpatica!!! Lo juro!!! Se come toda la comida, es tranquila… Sonrie todo el rato, es amigable… Es callada … O sea, no grita todo el rato… Y ahora si le digo que nos vayaos a mudar o a acostar se despide con la mano y camina a la pieza sin hacer show… Un paraiso!!!
    Y claro, mi amorcin quiere mas hijos (pensando que todo lo que de nosotros salga sera igual) y me da un poco de susto tener un segundo bebe lloron, mañoso… Que no le guste dormir, que no sea bueno para comer… Que no se como reaccionare, obvio, nunca antes he estado en la situacion y claramente la relacion con hermanas no es la misma que con ser mamá… Asi que me sumo a tu peticion de conversar el tema y si alguien ha sabido como sobrellevar esta situacion…

  • ana bolena

    Si algún día tengo otro hijo, no sé porqué me tinca que será tranquilo, porque ya tengo al inquieto jajaja.
    Pero debe ser bien complicado eso de las “preferencias”, porque uno está tan metido en el asunto que no se da ni cuenta si favorece involuntariamente a uno u otro. Yo cacho que sólo alguien de afuera podría darse cuenta más objetivamente de eso.
    En mi familia somos 3, y siempre he molestado a mi mamá con su “favorito” que es mi hermano, porque se le nota jaja pero tendrá sus motivos y siempre lo digo en todo de talla.
    En esas situaciones que nos superan o donde ya no sabemos qué cresta pasa, lo mejor es dar un paso atrás, respirar y aunque cueste, ver el asunto en perspectiva, siendo lo más práctico y crítico posible.

  • http://www.dienteleche.com magdalena

    Afortunadamente no me ha pasado así como para complicarme. Hasta el momento siento que mis hijas se portan parejamente bien, la mayor parte del tiempo, y parejamente mal. La mayor es más tranquila y hace menos “cagadas” pero es más taimada, entonces eso compensa con la chica, que es pura risa.
    Creo que es complicado que los hijos sientan que se hacen diferencias, y por eso yo intento ser lo más justa y pareja posible, especialmente con las gratificaciones y castigos. Creo que el beneficiar a un hijo por sobre el otro crea rivalidades entre los hermanos. Es una lata cuando los hermanos ven a otro como “el perfecto”.
    Lo que si es que a veces se tienen más afinidades con un hijo que con otro, entonces puede que hayan más actividades compartidas, por ejemplo si se comparte el gusto por cocinar, o ver películas, etc. O también momentos en que se da más atención a alguno, por ejemplo cuando está enfermo y lo necesita más.

  • Mala Madre

    Con mis hijos no me ha resultado tan dificil, la verdad es que el menor que acaba de cumplir 3 todavía no logra llevarme al limite de la desesperacion, ese momento donde la vida se vuelve una lucha titanica para lograr que se duerman, coman o lo que sea que tengan que hacer. La mayor si (ha tenido mas tiempo jajaja) pero solo en un par de ocasiones a lo largo de sus 7 años.
    Espero nunca caer en preferencias, diferencias algo similar. Por ahora me ha resultado concentrarme en que son personas diferentes y en que me conozco muy bien asi que se perfectamente cuando esta por aparecer el ogro que llevo dentro, por lo que puedo tomarme mi propio tiempo fuera para calmarme, replantearme mi estrategia y volver al ataque.
    Pensandolo bien…mis hijos se portan super…son unos amores no me puedo quejar.

  • Ale

    UUfff…por eso me da pánico ir por el segundo…

  • Pajarito Nuevo

    Difícil tema, yo creo que una cosa es no tener preferencias, y otra muy diferente es no hacer diferencias, cada niño es diferente y merece y necesita un trato personalizado, pero sin que eso lo sitúe ni por encima ni por debajo de sus hermanos.

    Lo principal es no comparar, jamas usar al “bueno” como ejemplo o argumento para convencer de algo a los otros, y lo otro importante es no quitarle atención al bueno, que en este mundo a veces ser bueno es “peor” que ser malo, como niña buena lo digo, porque sentí que nunca se me valoraba porque se asumió siempre que yo me iba a portar bien, y así lo hice, pero jamas sentí un reconocimiento por ello.

    Hay que identificar las debilidades de cada uno y ayudarlos a superarlas, y también las fortalezas y halagarselas, y hay que decirles que es super bueno que todos seamos diferentes, para que así los desordenados no se sientan menospreciados frente al bueno, y el bueno no se sienta desatendido frente a los otros dos, quizás no por sus padres, pero ya el resto del mundo sí que hará diferencias y si ellos tienen claro que no es malo que sean diferentes porque son los tres igual de valiosos, lo tomaran mejor.

  • Carito

    Yo creo que Cux que no se trata necesariamente de preferencia, es más el como se da la relación con cada uno.

    Cuando estaba en la universidad tomé un curso de Antropología Filosófica, y el profe, un viejo muy seco y muy loco también, en una clase nos habló de la relación de las familias, sobretodo de los padres y los hijos, me acuerdo que un día nos contó que un día él le dijo a su papá: “papá, porque con Juan sales los domingos a andar en bici y conmigo no? y el papá le dijo: porque a Juan y a mí nos gusta andar en bici y a ti no, en cambio a ti te gusta tocar guitarra y yo hago eso contigo, ustedes son distintos y no puedo tratarlos ni relacionarme igual con cada uno, y si lo hiciera estaría tratando de convertirte a ti en Juan y a Juan en ti”… si bien es un ejemplo, me hizo mucho sentido y ahí entendí también que si bien mis papás siempre han sido parejos conmigo y mis hermanos la relación que tienen con cada uno es distinta, porque somos mundos apartes. Mi hermano es más partner de mi papá, de sentarse en la parrilla y escuchar a mi papá desahogarse, algo que mi papá no hace con mi hermana y conmigo, pero mi mamá sí, mi hermana es más reservada y seria, yo no, yo agarro pal hueveo a todos, en fin.

    Mientras uno sea justo con los hijos y tenga la capacidad de escucharlos y apoyarlos en cada una de sus cosas con el tiempo sabrán darse cuenta que cada relación es distinta, porque incluso entre los mismos hermanos uno no se relaciona igual con todos, y no es que se quiera más o menos a uno, simplemente que somos diferentes.

    Mi hijo es un 7 pero ni siquiera me cuestiono si el segundo será igual, de hecho le digo a mi marido que es obvio que tienen que ser distintos, y bien, hay que saber llevarlo y adaptarse a las distintas personalidades, y no me voy a morir si me sale más llorón o más inquieto, deberé adaptarme y encontrar las cosas que lo calmen así como lo he hecho con mi hijo cuando le da su minuto de furia.

    Ánimo Cux, se nota por los posts que escribes lo que te preocupas por tus hijos y créeme que cuando llegue el momento ellos también tendrán la capacidad de darse cuenta y valorarlo.

  • ml

    Ay que difícil, Cux!!! Yo tengo dos y son opuestos. Me he preocupado mucho de que no sientan celos uno del otro y, hasta ahora, vamos bien. Me preocupo de estar con los dos, hablar con los dos y cuando mudo y regaloneo al chico, hablo de los dos: ejemplo: (mudando, haciendo cosquillitas, etc) “Cómo están mis dos muñecos preciosos? cuántos muñecos tiene la mamá? dooooos, exquisitos!” Yo sé que el mayor está en la otra pieza escuchando todo lo que le digo al chico mientras regaloneamos, entonces me preocupo de hablar de los dos. El más chico es más malulo, nos ha salido una guagua más difícil, pero no he llegado al momento de colapsar y de darle preferencia al más grande, que es más “perno”, más tranquilito. Es muy difícil llegar a un equilibrio…

    • Marcela

      yo hago lo mismo, mi hijo mayor tiene 11 y el mas chico 2,5….el mayor era una guagua de pelicula…no hizo jamás drama por nada, ahora mi guagua es un poquito mas llevado a su idea….tiene” mucha personalidad” para ser tan chico…se cree grande y de verdad me ha hecho colapsar al punto de llorar y preguntarme que estoy haciendo mal……asi y todo jamás haría diferencia entre ellos….lo obvio de la edad solamente…..los amo así tal cual y a los 2 por igual!!!

  • natalix

    Uff que dificl el enfrentarse a los sentimientos encontrados… yo tengo solo un hijo, pero creo que en tu situacion haría lo mismo, ya que como mama creo que en que la mejor manera de hacer senir a un niño bien es premiando sus conductas positivas, lo que a mi parecer no va en desmedro de los otros hijos, ya que a lo mejor tienen otras conductas positivas que pueden ser premiadas de otra manera, en tu caso claramente creo que la diferencia de edad es un factor determinante ya que los dos más pequeños estan en una edad en que son inquetos ( en mi caso a esa edad el mio era muy inqueto,mmm aunque bueno aún lo es). El asunto es que yo no me complicaria tanto ya que estoy segura que en la medida que tus hijos mas “mal portados” vayan madurando y portandose mejor los regalonearas en esa medida. Además creo que uno es madre lo que no es sinonimo de maquina tiene sus reglas personales, que nada tienen que ver con el amor incondicional y a toda prueba que sin duda le tenemos a todos nuestros hijos por igua,l amor que es infinito, pero diferente deacuerdo con cada hijo.

  • Celeste

    Que dificil, me pasa parecido a ti, pero yo solo tengo 2 una “super bien portada” de chiquita y la otra “mal mal mal portada”
    Pero cada una tiene hermosas cualidades que las hacen lindas y buenas personas igual. La rebeldia, la inquietud, y la curiosidad extrema, segun mi experiencia hacen niños mas desenvueltos.
    No es que tengamos mas afinidad con uno o con otro, es que definitivamente la crianza se hace menos trabajosa con los bienportados.

  • Sole

    Mis dos niños se portan muy bien (5 y 7 años) y ahora que espero al tercero me pongo a pensar si sera un” terremotito”…mi niño es muy dulce y sonriente y mi niña es muy tierna pero mas rebelde, pero ambos son obedientes y cuando bebes eran muy tranquilos…quizas como va a ser este nuevo integrante y les aprovecho de contar que sera un varoncito y que esta todo perfecto!!!….lo cual me hace muy feliz!!!!…saludos a todas!!!

    • Maritza

      Aaaaa sole! Que lindo! Un machitoo!! Felicidades y me alegro mucho que todo vaya de maravillas!!!!

  • Berni

    chicas, sorry por poner esto acá para la que necesite vendo: leche nidal +6 meses 800 grs a 4500 y pañales juegos y sueños de pampers talla M de 24 unidades a 2500, les dejo mi correo blagosfuentes@gmail.com gracias =)

  • María la del barrio

    Cux!, yo tb me he enrollado c el tema, pero obvio q el amor de madre es incondicional e inconmensurable, uno pasa por momentos en q estas mas cercana a uno mas q otro, pero el día de mañana seguro q estarás mas cerca del otro!, como todas las cosas en esta vida las relaciones son cíclicas, puro animo pa ti! Y nunca hagas de algún grado de distancia un abismo, los niños siempre nos reciben c los brazos abiertos!
    Saludos!!

  • Pao

    No se porque tengo la idea de que el mejor portado es el mayor…
    Pero no porque los mayores sean así, al contrario.
    Es que siempre hablas de sus cualidades y tal vez sea porque empalizas mas con el.
    Como dicen arriba, eso no es ni bueno ni malo, mientras seas justa.
    Yo dejo confesar que tengo miedo de tener un segundo y entrar en la odiosa comparación.
    La porota es muy inteligente y traviesa, y es repartner conmigo, tonces como que me da cosa de que llegue un tercero pues se que la relación no será igual. Y obvio que no es un tema de cariño, solo de feeling

  • Nuevaporaquí

    A mi me pasa algo parecido, pero no respecto al comportamiento (en esto no hay mayores diferencias) sino respecto a sus habilidades sociales. El más chico tiene la habilidad de caer parado siempre, sabe atraer la atención, seducir, es encantador,amorosito, se gana las tías del jardín, a mis amigos a todo el mundo, es muy difícil hasta de retarlo porque pone una carita que parte el alma. Esto predispone al trato preferencial de todo el mundo, lo que obviamente le ayuda aún más a desarrollar esta habilidad. En cambio el mayor se hiere y afecta con más facilidad, se amurra, se aisla, se apena. Esto predispone a otro trato no solo de los adultos sino hasta de sus compañeros: más regaños, más consejos, menos paciencia… y de mi parte más sobre protección. No se como ayudarlo a que se suelte y me asusta reforzarlo con mi sobreprotección, pero tampoco me gusta que se sienta poco aceptado.