Cuando los planes se truncan


Por Cux

Uno propone y dios dispone dice el dicho, y: tal cual. No me refiero a grandes problemas, pero nos ha pasado muchas veces, que hemos planeado alguna actividad y ahí nos quedamos, con las ganas sin poder asistir, o hacer algo, por circunstancias ajenas a nosotros.

El primer año que mi hijo mayor estaba en el colegio, habíamos organizado un camping para el 18 de Septiembre, era un evento grande, con muchos amigos y varios días, pero nos enteramos que nuestro pequeño ese día se lanzaba de actor. Y, claro, para no dejar de asistir y verlo, aplazamos las vacaciones. El fin de año pasado nos pasó algo parecido. Y hoy, nos pasó que habíamos planeado unas mini vacaciones de invierno, con mucho esfuerzo y ganas de sacar a los niños de Santiago, pero desde hace unos días -como ya les conté- mis niños han pasado por todos los tipos de resfríos, nada muy grave, pero lo que hace que nuestro paseo soñado se aplace, espero por un par de días.

Tantas son las veces que uno planea, salir a la hora, o partir tal fecha, o celebrar un cumpleaños y pasan cosas que hacen que no cumplamos. Obviamente estas cosas son súper banales y finalmente da lo mismo si uno las hace o no, pero para mí, que soy ultra organizada-maniática me carga! Pienso en algún viaje más lejos, con pasajes comprados, o con reservas carísimas, en nuestro caso, la cabaña del litoral central tendrá que esperar por nosotros algunos días, eso espero.

Ahora lo único que quiero y que me interesa es que mis hijo -el que faltaba por enfermarse- se mejore, se le quite la maldita fiebre que lo tiene botado y convertido en un peluche. Y nosotros podamos partir a descansar unos días.

Link foto: sierrasportsmen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>