Cosas en que voy cediendo

por Cux

Ya les he contado que me considero -o me consideraba ya a estas alturas- bien talibana para muchas cosas en mi vida personal, como mamá, profesional, dueña de casa etc. Pero es increíble cómo he ido cediendo en miles de cosas desde que fui mamá. Nada anda al mismo ritmo que antes, hoy las cosas que me preocupan distan mucho a las que me preocupaban antes.

Me di cuenta este fin de semana con la celebración de Halloween, fiesta que de verdad me carga por lo gringa y por los dulces. Me habría encantado tener una fiesta como en México, donde sí se celebra a los muertos y hay calacas (calaveras) por todos lados, llenas de color, y flores y cosas lindas, pero no, acá llegó la copia norteamericana, la más burda, la que yo no quería.

Pero mi hijo no vive en una burbuja, va a un colegio, tiene primos y ve tele, y este año, a sus 5 fue la primera vez que “celebramos” la fiesta. El me transmitió toda la semana que quería disfrazarse de momia, y que eran blancas, y llenas de tiras, y que caminaban “asi”, etc. Hubo una mini explicación de qué estábamos celebrando, pero ellos obvio que ni pescaron y lo único que importaba era disfrazarse!

A lo que yo me rendí, claro, simplifiqué todo y dije: hagamos el día de disfraces, sin pensar en USA ni en los dulces, que de verdad daban lo mismo. Fue un momento -media tarde- en que armamos un disfraz de momia – con una camiseta y unos calzoncillos largos que llenamos de tiras de una sabana que rajamos- uno del payaso diabólico y otro de Buzz atropellado. Quise que fuera un tema específico y nos gusta “el terror”, por eso los trajes que tenía -payaso y Buzz- los transformamos en medio zombies.

Vivimos en un barrio no muy residencial, por lo que la entrega de dulces se redujo a ninguno, pero pasearse por las calles disfrazados y que ellos hicieran un mini show a cada peatón, fue muy emocionante.

Debo decir que fue una linda experiencia, un día distinto para ellos y para mi.

  • Paloma

    Mi comentario no tiene mucho que ver con el tema, pero escribo porque soy una madre primeriza algo desesperada y quiero ayuda!!
    Voy a volver a trabajar y estoy en la duda de si meter a mi guagua a una sala cuna o dejarlo todo el día (trabajo de 7.30 a 18 hrs) con una nana. No tengo familiares en Santiago y mi marido tampoco, como para que lo visiten de vez en cuando durante el día, y me han dicho que en los jardines se pegan todos los bichos y además cuando son muy chicos los dejan solos llorando.
    ¿Qué me dicen? Gracias!!

    • http://www.dienteleche.com magdalena

      Hola Paloma, yo creo que si consigues una sala cuna que te guste y que esté cerca de tu trabajo es una buena opción, porque así la puedes ir a ver a la hora de almuerzo o en otros ratitos que tengas libres y no se hace tan eterno el día.
      Es verdad que a veces se pegan enfermedades, pero también depende el mes en que le toque entrar. Entre mayo y agosto es mucho peor en el resto.
      Lo otro es que recuerda que tienes una hora de fuero para amamantar durante el primer año, por lo que puedes llegar una hora después, irte una hora antes o distribuirla de otra manera.

    • Sole

      Mi humilde opinion, quizas una nana al principio y luego mas grande al jardin. se enferman muchisimo cuando van a la sala cuna y tienes que sacarlo demasiado temprano…ojala tengas suerte

    • Amanda

      Si tu nana es de confianza… mil veces con una nana!!!! O si encuentras una educadora de párvulos a domicilio también!!!! Mi Amanda se queda con mi vieja desde que yo empecé a trabajar y si ella no hubiese podido habría buscado la nana o la educadora. En las salas cuna sobre todo son los bichos y las enfermedades que se pegan. Vas a pasar más tiempo con licencia cuidando a tu hij@ que trabajando. Las educadoras además enseñan y cuidan en tu propia casa, lo mismo que ir a una sala cuna. También es mi humilde opinión. Ahora Amanda cumplió el año y está aprendiendo a caminar. Apenas camine sola, la llevo al jardín, para que comience a compartir socialmente con niños de su misma edad, pero antes, la verdad que creo que es mucho mejor que te la cuide alguien de confianza y en tu propia casa. Vas a pagar lo mismo que un jardín.
      Suerte paloma.

    • Paz

      La dejaría en la casa sólo si es con alguien de confianza, si no, prefiero mil veces la sala cuna.
      Yo te puedo contar que volví a trabajar a mediados de julio, o sea en pleno invierno cuando ella tenía 6 meses. A mi Laura la dejé en una sala cuna frente a mi pega. Sólo ha tenido resfríos leves (mocos y tos), nada más q eso. Una vez me dieron licencia para q se le quitara bien el resfrío en la casa y sería. En la mañana nos venimos juntas y como la sala cuna está al frente yo voy en mi hora de almuerzo a darle pechuga y aprovecho de verla un ratito. Ahora la Lauri tiene 10 meses, está super sana y se muere de la risa cada vez q ve a las tías de la sala cuna. Sigue tomando su pechuga (no hay caso q quiera agarrar la mamadera) y yo estoy tranquila porq la tengo cerquita.

    • Karina

      Yo tampoco tengo familiares cerca porque vivimos en otra ciudad, lo que yo hice fue que me recomendaran una nana (una amiga me dio las referencias de una) y la tomé un par de meses antes de que nacieran mis mellis, entonces yo estuve con ella al menos un año antes de volver a trabajar a full (trabajaba desde mi casa al fin de mi post natal corto). Durante ese tiempo pude ver como era con los niños y afianzé mi confianza en ella porque igual confiaba mil en la amiga que me la recomendó. Mi experiencia con nana ha sido sin problemas, mi marido igual almuerza en la casa así que chequea como van las cosas y recién ahora queremos que los niños entren al jardín para “estudiar” más que para que los cuiden.

    • Pajarito Nuevo

      Si tienes los medios para tener a alguien competente en tu casa, hazlo, los niños pequeños requieren atención personalizada y apego, y una buena nana le puede dar eso, soy testigo de como muchas nanas quieren mucho a los niños que cuidan, realmente es un trabajo muy hermoso :) Lamentablemente no tengo el dato de ninguna desocupada :/
      Ahora, si tienes una sala cuna cerca de tu trabajo, tambien es buena opcion, como lo hizo Paz, ir a verla en tus ratos libres de pega

  • Chiquitita

    Depende de la sala cuna,,,tienes que buscar una que a ti te de seguridad,,,,por que el tema con las nanas igual no es facil,,,,tienes que tener mucha suerte que sea una persona que estimule a tu bebe, que no se instale a ver tele y lo deje llorar, que lo mude la cantidad de veces suficientes en el dia, y de todas maneras puede pasar que la persona te avise a ultima hora que no va a ir o que renuncia asi dejandote en nada,,,,por lo menos en la sala cuna no pasa eso,,,,siempre ,,,,hay que tener un plan A; B y C….y animo,,,no es un tema menor

  • pili

    Nos paso lo mismo…increiblemente aqui en pleno campo el pueblo se junta ese dia, hacen una fiesta para los niños y todo. No pudimos mantenernos al margen, Renato a sus casi 5 exigio participar!que mas da.verlos felices es lo mejor…

  • bilis negra

    Pucha Cux, yo me quedé con una bolsa de dulces porque no pasó ni un niñito! debiste avisarme jaja.

    • Pajarito Nuevo

      jajaja chocale!!! nosotros también! y era porque en mi pasaje pasaron mas temprano y nosotros andábamos comprando, y cuando llegamos, aunque prendimos luces, no paso ni uno XD
      pal próximo año ponemos globitos y monos en la puerta pa que pasen a pedir :P

      • bilis negra

        Nosotros vivimos en un edificio lleno de abuelos, en el mismo barrio de la Cux (en gral por acá es así). Como mi ventana da a una plaza me puse a mirar y no vi NI UN niño disfrazado, así que ahí quedaron los dulces jajaja.

  • Ximena

    Hola, mi hija tiene 4 años y aunque vivimos en Mx, pero somos chilenos, lo que más se celebra es el halloween, lo de caladas, colores, altares y otros es más en los pueblos, aunque igual venden las calacas de azucar y sus cosas típicas…el haloween es más fuerte, aunque se confunde con tanta fiesta y tanta prisa xq desde agosto están las banderas x la celebración patria, con algo de halloween más navidad…o sea, del terror.
    Con mi marido y mi hija no celebramos halloween ni muertos (aunque debo reconocer que esta celebración es más auténtica y respetable), le explique lo que significaba y que nosotros celebrábamos la luz y no la oscuridad, que no iríamos pidiendo dulces depto x depto (me carga esto de andar pidiendo) y tampoco se disfrazaría y que tampoco iríamos a la celebración de halloween del edificio…sería un día normal. Ella lo entendió y no hubo más tema, fue a tanto la cosa que ella repetía lo mismo que yo le había dicho a todo aquel que se lo preguntaba.
    En el kinder de ella tampoco hacen celebración alguna, no siquiera para el día de las madres y a verdad, lo prefiero así.

  • tania

    Yo también cedí a Halloween… mi hijo este año tuvo su primera fiesta esa noche, se juntaron disfrazados a ver películas de terror comiendo los dulces que juntaron casa por casa. Cabe decir que tengo una bolsa repleta de dulces en la parte más alta del mueble de cocina porque fueron demasiados y que después el pobre andaba cagado de susto con la película It el payaso asesino, varias noches se fue a dormir a mi cama!!!
    Y mi hija se disfrazó de mariposa y como es alérgica a los colorantes y no puede comer dulces, ella se dedicó a entregarle caramelos a los niños que llegaron a tocar el timbre, mientras comía galletas con forma de calabaza y fue feliz!!
    Nosotros decidimos tomarla como la noche de los disfraces en que salen a pedir dulces y listo! (además la onda con el resto de los papás en el edificio fue entretenida) para qué estresarse tanto con algo que al final no es tan terrible y si los niños lo pasan bien, qué mejor!!

    • Danitza

      yo tb vivi cagada de miedo como tres años seguidos despues haber visto esa pelicula!

  • Pao

    A mi me da miedo dejar a mi peque sola todo el día.
    Es cierto que la sala cuna a veces no es lo ideal, pero mi experiencia ha sido bastante buena. Mi hija en sala cuna menor ya tiene clases de motricidad, lenguaje e ingles. El próximo año comienza con matemáticas y te diré que es exquisito verla como se ha desarrollado.
    Pero eso es porque confió en la sala cuna. Lo que si es esencial es que sea abierta. Yo siempre llego a distintas horas y si bien no es todo color de rosas, no puedo quejarme del cuidado a los peques.
    Por si acaso, si tu sala cuna requiere movilización, (por la distancia al lugar de trabajo) te deben dar la plata de la locomoción. A mi ponte tu me dan dos pasajes de metro por cada día que mi hija va a la sala cuna. Eso hasta los dos años.

  • Pao

    A mi me da miedo dejar a mi peque sola todo el día.
    Es cierto que la sala cuna a veces no es lo ideal, pero mi experiencia ha sido bastante buena. Mi hija en sala cuna menor ya tiene clases de motricidad, lenguaje e ingles. El próximo año comienza con matemáticas y te diré que es exquisito verla como se ha desarrollado.
    Pero eso es porque confió en la sala cuna. Lo que si es esencial es que sea abierta. Yo siempre llego a distintas horas y si bien no es todo color de rosas, no puedo quejarme del cuidado a los peques.
    Por si acaso, si tu sala cuna requiere movilización, (por la distancia al lugar de trabajo) te deben dar la plata de la locomoción. A mi ponte tu me dan dos pasajes de metro por cada día que mi hija va a la sala cuna. Eso hasta los dos años.

  • Pajarito Nuevo

    A mi me encanta disfrazarme, soñaba viendo los monitos de jalowin en que se disfrazaban cuando yo era chica (el capitulo de snoopy, donde a Charly Brown le dan puras piedras es un clásico), en cuanto mi Frutillo este en edad nos disfrazaremos cada vez que podamos :) ademas que va a ser dos días antes de su cumple (sip, ya nació, toi con mi retoño de 12 días acurrucadito en el pecho), mas que seguro que celebrara alguna vez con decoración jalowinesca :P

    • Loreto

      Jajaja, las piedras a charly Brown … Se me había olvidado.

  • http://sebastianleroy.wordpress.com Sebastian Leroy

    Halloween no es una fiesta gringa. Es una celebración de origen irlandés (gaélico) cuyos ritos era bastante alejados de lo que quisiéramos ver en niños (invocaciones a muertos y otros seres, etc).

    Les aconsejo, para la próxima vez, que no celebren Halloween.