Mamás de piel: La protección de la piel durante el embarazo

pecas
por Lena presentado por La Roche-Posay

Siempre escuché que durante el embarazo era fundamental proteger la piel, pero para mí esto significaba evitar las estrías. Punto. Pero nunca me preocupé de mi rostro, lo que fue un grave error, sobre todo considerando que soy una persona pecosa.

Así fue que cuando tenía unos siete meses de embarazo noté que mi cara estaba muchísimo más manchada que lo normal y para peor, había aparecido una mancha oscura sobre mi labio. Horrible! Jamás había tenido ese problema y me deprimí profundamente pensando que no había vuelta atrás.

Y así descubrí que para cuidar la piel durante el embarazo hay tres premisas básicas que debes adoptar firmemente: una buena hidratación de la piel de todo el cuerpo, un protector solar facial alto (mi gran error había sido no utilizar bloqueador solar de manera permanente en mi cara, aun cuando viví el 80% de mi embarazo en invierno) y una dieta balanceada.

Con estos tres puntos claves, vamos a paliar en gran medida varios males asociados. Por ejemplo, cuando la piel se reseca, la sustancia nutritiva disminuye en agua y en lípidos: la piel se siente incómoda, está visiblemente menos elástica y se siente tirante. Una buena crema hidratante otorga a la piel su suavidad, elasticidad y una apariencia sana y consistente.

Nuestro rostro también sufre cambios debido a las variaciones hormonales durante el embarazo, ya sea porque se vuelve más graso o más seco. Para eso es fundamental cambiar nuestro tratamiento de rostro por uno adecuado a este nuevo tipo de piel, que probablemente volverá a su normalidad luego del parto.

Junto a un buen tratamiento, es fundamental utilizar un factor alto de protección solar en el rostro durante todo el año, porque la probabilidad de acentuar manchas oscuras es muy alta durante el embarazo. En ambos casos, los productos que se utilicen deben ser hipoalergénicos y especialmente formulados para pieles sensibles.

Todos los cuidados anteriores, más una dieta balanceada se transformarán en nuestros mejores aliados. La clave es beber mucho líquido y enfocarse en alimentos que nos proporcionen una buena nutrición.

Por suerte pude reaccionar a tiempo y me concentré en revertir la situación de manera sumamente esmerada. Prohibido el sol, bienvenido sombrero y mucho mucho bloqueador. La mancha desapareció con el tiempo y con cuidados específicos y al siguiente embarazo tomé tantas precauciones que nunca más volvió.

Recuerda que acá, en dienteleche.com, es el lugar donde podemos conversar todo lo que queramos sobre nuestros pequeños, por lo que todas tus dudas sobre la piel de tu bebé y tus niños son bienvenidas, de esa manera las podremos ir resolviendo con ayuda de los expertos de los laboratorios La Roche-Posay y compartir esas preocupaciones con los demás papás y mamás que estén pasando por lo mismo.

Déjanos tus inquietudes sobre este u otros temas relacionados con cuidado de la piel de tu bebé en los comentarios y sigue atenta a los concursos de DienteLeche porque habrá muchas sorpresas. Si quieres conocer más de los productos La Roche Posay visítalos en facebook y en www.laroche-posay.cl
Esperamos contar con tus comentarios y opiniones cada día.

También puedes acompañarnos a través de nuestras redes sociales:
Twitter: @dienteleche
Instagram: @dienteleche
Facebook: facebook.com/dienteleche
Pinterest: pinterest.com/dienteleche

3 COMMENTS

    • Hola Paty, las manchas del embarazo se pueden tratar con productos dermocosméticos. Puedes probar con Pigmentclar de La Roche-Posay.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here