Fin del embarazo como preexistencia en las isapres

embarazada
por Sur

La presidenta Bachelet anunció que el embarazo dejaría de ser una preexistencia para ingresar al sistema de isapres y, por supuesto, ardió Troya.

Las isapres amenazaron que ante tal escenario de incertidumbre no tendría otra opción que subir los planes o bajar las coberturas.

Los analistas neoliberales justificaron el anuncio de las isapres diciendo que este cambio en las reglas del juego alentaría a clientes oportunistas a ocultar información y a cambiarse de sistema cargando la mano a las isapres y, según su opinión, al resto de los cotizantes.

Sergio Melnick comparó a una mujer embarazada con un auto chocado y yo me siento ofendida en mi calidad de mujer, de mamá, de futura embarazada, pero también en mi calidad de cotizante y consumidora.

Inevitablemente no puedo dejar de pensar que la idea planteada por Bachelet es buena pero que está coja. Que las isapres nunca perderán y que siempre los costos los pagamos los ciudadanos. Que lo que debe ocurrir es una modificación profunda y en serio a nuestro sistema de salud donde a las embarazadas se las debe acoger, lo mismo que a los enfermos, no excluir o considerar como elementos defectuosos.

Estoy a favor que el embarazo deje de ser una preexistencia y estoy a favor que el costo lo paguen las isapres. Estoy a favor que disminuyan un poco las grotescas utilidades que obtienen haciendo negocio con la salud de una parte importante de chilenos.

Que ingenuidad la mía.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY