[email protected], ¿cómo te fue? o [email protected], ¿cómo te sentiste?

pIMG_1265
por @patyleiva

Ayer una mamá del curso de mi hija hizo notar algo muy cierto y que me pareció muy relevante.

Cuando vamos a buscar a los niños al colegio o nos encontramos con ellos a la vuelta del trabajo, solemos preguntarles: “¿Cómo te fue?” y si analizamos esa pregunta, apunta hacia cómo le resultaron las cosas, a lo qué sucedió en el día. Pero quizás, lo que realmente debiera importarnos en primer lugar es cómo se sintió, como lo pasó, y con una pregunta como “¿Cómo te sentiste?” o “¿Cómo lo pasaste?” (que me suena menos afectada y casual para que no se sientan interrogados), posiblemente nos enteraremos de sus sentimientos, de sus sensaciones y de lo que le pasa a él o ella por dentro, más que si tuvo éxito o no en sus labores o en lo que pasaba afuera.

Me encantó que hiciera notar la diferencia de que, con una simple frase, les podemos transmitir qué es lo que más no importa, y lo que nos importa, son ellos.

1 COMMENT

  1. la profesora del jardin infantil nos hizo esa recomendacion en una reunion, que en vez de preguntar si habian comido el almuerzo, si se habian portado bien o que habian hecho preguntarles cosas como “con quien jugaste”, “pasó algo gracioso hoy”, “pasó algo que te hiciera feliz o te pusiera triste”.

Comments are closed.