Trolls, una película sobre la felicidad

por @patyleiva

Ayer vimos Trolls y me sorprendí gratamente. Me gustaba la canción de Justin Timberlake, Can’t Stop The Feeling pero sinceramente pensé que iba a ser una película muy cursi, demasiado tierna, pero no.

O sea, es tierna, es una película para niños hecha con muñequitos que parececn de felpa!, pero quiero decir que no es empalagosa y que toman el tema de la felicidad como un valor real definiendo el concepto de ser feliz y mandandose grandes frases como “la felicidad no es algo que se pueda insertar en una persona, está adentro y sólo hay que encontrarla”.

Hay un personaje que me gustó especialmente, Bridget, de los bergenos (los malos), que hace de una especie de Cenicienta y cuyo corazón se conmueve gracias a la irrupción de estos Trolls en su vida. Su relación con Popi (Troll) define muy bien lo que es la amistad, y da una buena oportunidad para conversar sobre eso con los niños.

Hay mucho de la Ceninicienta, los Pitufos y muchas otras películas infantiles acá. Se da el tema de la solidaridad, la lucha del bien contra el mal, el romance, el amor fraternal, pero también se aborda el tema de la traición, la pérdida de la esperanza, y el poder de la mente, lo que me pareció original y edificante.

Quedamos con ganas de verla de nuevo en inglés para aprovechar de escuchar las canciones que fueron dobladas al español, como True Colors, Total Eclipse Of The Heart y The Sound of Silence, y fijarnos en las voces de Anna Kendick (Popi), el mismo Justin (Ramón), Russell Brand, James Corden, Icona Pop y Gwen Stefani que también participan en la película.

Mira los horarios de cine Hoyts acá.

LEAVE A REPLY