Consejos para que los niños se adapten al cambio de hora

cambiohorario
post Vitamina

Con el cambio de horario de invierno implementado para aprovechar la luz del día y así ahorrar energía, llegan también en algunos casos, desordenes en el sueño de los niños, lo que puede reflejarse en alteraciones del estado de ánimo y por supuesto en la calidad del descanso que necesitan. La directora de Educación de Jardines Infantiles Vitamina, María Luisa Orellana entrega algunos consejos para que los niños se adapten al cambio de hora y puedan lograr un buen dormir:

– Adelantar la rutina del sueño: Es recomendable que los niños comiencen a acostarse más temprano los días previos al cambio de horario. Se sugiere que adelanten 30 minutos su rutina previa a dormir.

– Realizar ejercicio durante el día: Varias horas antes de dormir los niños deberían realizar una caminata o una visita a la plaza, esto los ayudará a liberar energías y conciliar mejor el sueño.

– Bajar el ritmo: Es fundamental disminuir la actividad una hora antes de irse a dormir y evitar que reciban la sobre información que conllevan la TV, los videojuegos o el computador durante este tiempo.

– Importancia del baño: Un baño antes de que se vayan a acostar también los ayudará a relajarse y prepararlos para dormir. Esto será más efectivo si les hacemos un pequeño masaje.

– Preparar el entorno: Ayudará a los niños a conciliar el sueño, que antes de dormir haya un ambiente de serenidad y con luz más tenue. En ese sentido, deben ver su cama como un lugar para dormir y relacionar exclusivamente con los tiempos de tranquilidad y descanso.

– Leer antes de dormir: Resulta beneficioso leerles un cuento acompañado por algún miembro de la familia y también, a veces, que “jueguen a leer” solos, para después apagar la luz y dormir hasta el día siguiente.

– Elegir un objeto especial: Un peluche, un “tuto” u otro elemento que sea especial para el niño, puede favorecer la conciliación del sueño en un contexto de tiempos y espacios seguros y estables, al momento de apagar la luz.

1 COMMENT

  1. Hoy que llovía mucho desde muy temprano y con mucho frío, me acordé que cuando era pendex, jamás falté al colegio o liceo, en cambio hoy conozco muchas amigas o parejas de amigos, que prefieren no mandar a sus hijxs por caleta de motivos, que se enferman, que pasan frío, etc.
    Lo mismo ocurre en este caso del adelanto y atraso de hora; no recuerdo tanto alboroto en aquellos tiempos, nadie se preocupaba si como pendex nos afectaba o no, una se acostumbraba y punto.
    Creo que está bien querer lo mejor para nuestros hijxs, pero hay que bajarle el perfil a ciertas cosas que definitivamente, no son impedimento para el diario vivir.-

LEAVE A REPLY