Tip de embarazo: primero elegir matrona y después ginecólogo

Tip de embarazo: primero elegir matrona y después ginecólogo

Tip de embarazo: primero elegir matrona y después ginecólogo
por magdalena

Estoy los últimos dos meses de mi tercer embarazo y me he dado un largo recorrido para dar con quienes finalmente serán mi equipo médico al momento del parto. No exagero cuando digo que visité 5 o 6 ginecólogos distintos hasta que di con el que creo será el definitivo.

¿Y cómo fue que di con el que me gustó y me dio tranquilidad? Primero encontré a la matrona y fue ella quien me recomendó al doctor con el que le gusta trabajar.

Si ya han tenido hijos sabrán que en el momento del parto quien hace realmente todo el trabajo es la matrona y el doctor está ahí por si es necesario alguna intervención como una episotomía, coser o si se debe realizar una cesárea. Pero es la matrona la que conversa contigo desde las semanas previas al parto, con quien whatsapeas tus dudas, a quien llamas mil veces cuando crees que estás en trabajo de parto y quien estará contigo en todo momento desde que llegas a la clínica.

Y aunque el procedimiento común indica que debes conocer a tu matrona al rededor de la semana 30, nada impide que lo hagas mucho antes y que con ella puedas buscar un doctor acorde al parto que quieres tener.

En mi caso actual quiero un parto natural, es decir lo menos intervenido posible y sin anestesia, pero lo quiero en una clínica que respete mis decisiones. Entonces lo que hice fue buscar a una matrona con esa visión. Y cuando la encontré, ella me recomendó al ginecólogo con quien trabaja. Me junté con él y todo me pareció perfecto. El me hizo saber que la dueña del parto soy yo, que la jefa es mi matrona y que él estará con nosotros para acompañarnos en caso de que se requiere su intervención.

En mis dos partos anteriores hice lo clásico que fue llegar a un doctor, controlarme con él los nueve meses y solo en las semanas finales tener unas dos reuniones con las matronas que ellos mismos me recomendaron. Gran error!!! Con la primera, la experiencia fue tan tan mala que para mi siguiente embarazo me cambié de equipo completo y, si bien con la segunda todo fue mucho mejor, las maniobras de la matrona para apurar el parto no son lo que yo quiero hoy. En ninguno de los dos partos el doctor tuvo un rol preponderante en cómo me sintiera yo y en sí mi experiencia se sintiera como contenida y respetada. En cambio la matrona no se te olvida nunca!

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY