Chupete: si? no? desde cuándo?

por magdalena

Creo que desde siempre tuve claro que el día que tuviera hijos intentaría que usaran chupete. Mi mamá me había contado una y mil veces como yo, cuando era guagua, nunca lo había aceptado y eso se trasnformó en una tremenda complicación, porque muchas veces no había como calmarme cuando lloraba, especialmente cuando me dejaban con otras personas. Así que siempre tuve claro que yo no quería eso.

También había oído que ayudan a prevenir la muerte súbita y que si uno se los “quitaba” pronto no tenían por qué influir en una mala dentadura. Así que en mi maleta de la clínica ya iba preparada con mi chupete, aunque no tenía muy claro si era conveniente que con sólo horas o días de nacida mi guagua comenzara a usarlo. Cuando pregunté, me dijeron que a la semana o diez días era un momento prudente. Pero las cosas no salieron exactamente como yo esperaba y mi guagua se fue a la incubadora, y ahí, con sólo horas de nacida, la pusieron el chupete.

Así fue que mi hija mayor usó chupete hasta los dos años, cuando se lo regaló al Viejito Pascuero. Durante todo ese tiempo fue una gran ayuda y como lo había dejado sin problemas yo estaba muy orgullosa, hasta que comencé a notar que mi hija claramente tenía una especie de fijación oral y en vez de chupete, ahora se chupaba el pulgar y se comía las uñas. Ahora este es un tema que todavía tengo que resolver, aunque en todo caso, no sé si esto estará directamente relacionado, porque yo nunca usé chupete e igual me como las uñas y puede que mi hija lo haga porque me está imitando.

Con mi hija menor todo fue muy diferente – como suele pasar – .Por más que le compré diferentes chupetes nunca le gustó ninguno. También me costó terriblemente que comenzara a tomar en mamadera, y creo que no exagero cuando digo que durante unos 8 o 9 meses prácticamente no podía dejársela a nadie porque cuando lloraba no había como hacerla callar. En esos momentos hubieses dado cualquier cosa para que usara chupete, pero ahora que ya tiene 2.5 años veo que no tiene ningún rollo con eso, ya no toma nada en mamadera hacer rato y no se ve que tenga tendencia a comerse las uñas o nada de ese estilo.

Después de estas dos experiencias no sé muy bien qué haría si algún día tuviera otro hijo. Creo que lo más probable es que intentaría que de todas formas usara chupete, porque no sólo le baja los niveles de angustia a la guagua, sino que a uno también, pero trataría de disminuir su uso al mínimo, tal vez hasta el año solamente y sólo para dormir o tranquilizarse, nada de andar con los chupetes colgando todo el día.

Qué piensan ustedes? Son pro chupete o contra chupete? Les costó mucho lograr que sus niños lo dejaran?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>