Enseñarles a cultivar la paciencia


por Cux

Es un hecho que con los primeros hijos uno tiene mucho más tiempo, y casi todo es mucho más tranquilo, más pausado. Aunque las tensiones de primeriza a uno la alteran, siento que hay más disposición para todo, por lo menos es como nos pasó a nosotros. Si bien a nuestro hijo mayor nunca le dimos todo lo que quería, ni hacíamos todo lo que él nos pedía, nos era mucho más fácil complacerlo, teníamos muchos momentos juntos, y básicamente era lo único más importante en nuestras vidas.

Con la llegada de -en nuestro caso- LOS segundos, todo se volvió un poco más caótico, y no precisamente por mi histeria, porque a diferencia de lo que algunas crean, yo soy bien realajada y tranqui en la crianza. Me lo tomo muy en serio, me gusta y hago lo que personalmente encuentro que es lo mejor para cada uno de nuestros hijos, o sea como cualquier mamá preocupada.

El punto es que con tres niños ha sido muy difícil lograr satisfacerlos a todos al mismo tiempo, partiendo porque tengo dos brazos. Y no sé si a todas les pase, pero mis niños cuando quieren algo, lo quieren Ya! Y generalmente quieren las mismas cosas en los mismos momentos.

Por ejemplo, pasa que uno me dice que quiere agua, yo lo escucho y mientras voy por el agua el otro también me pide agua, y de pasadita, el mayor también pega un grito -por si acaso- que también quiere agua. Con él es más fácil ya que entiende que no puedo hacer 3 vasos de agua en 1 segundo, pero el otro chico grita hasta que le entrego el agua. Nunca pasa tanto tiempo, pero hemos pensado y hemos empezado a alargar los tiempos y hacerlos aguantar -con moderación, claro- y explicarles que “no puedo hacer todo al tiro”, “que le entregaré el agua a quien lo pidió primero”, etc. Con un vaso de agua no es muy complicado, pero cuando los dos se quieren bañar juntos y yo estoy sola haciendo la pega, es complicado y ha sido súper difícil lograr calmar al que no está siendo atendido en el momento.

De verdad creemos que debemos mantener nuestros tiempos y enseñarles a esperar, respetar turnos, y que entiendan que las cosas en la vida no son instantáneas. Les tocó ser hermanos de la misma edad juntos, por lo que vivirán este tipo de situaciones muchas veces en su vida y creo que mientras antes empiecen a acercarse a ellas mejor.

Link foto: woodleywonderworks

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • pame

    uuuuf que dificil, yo tengo una bebe de 1 año y medio y además trabajo principalmente con niños y he observado que los niños actuales son cada vez más exigentes. La sociedad nos tiene acostumbrados a que todo tiene que ser aqui y ahora. Yo misma soy super impaciente, dificil mision inculcarle paciencia a mi hija, pero pienso que es super necesario cultivarla, ya que a la larga esto nos ayuda incluso a tomar mejores decisiones en la vida, cariños

  • Andrea

    Sobre esto mismo pensaba hoy en la mañana, que mi hija (2 1/2 años) despertó con que quería ver monos, yo le dije que podría ser después de la leche, por lo que a continuación me pidió por favor la leche… y después de un beso me mira y me pregunta “qué estas haciendo aquí?” … Después de preguntarle, entendí que ella esperaba que ya hubiera partido a la cocina a buscarle la leche(!!!!??) Por supuesto que la columpie un rato y le expliqué que no era cosa de pedir y obtener y me demoré en llevarle la leche un poco más (Igual me matan sus deducciones y expresiones de ese tipo, pero si seguimos así lo va a pasar muy mal cuando nazca la guagua)

    • Pao

      Falto no mas que te mandara XD
      Lo peor, es que a una la miran con ojos de gatito, y cae altiro