El dvd portátil

por magdalena

Vengo llegando de unas vacaciones full aprovechadas y aunque no tuvimos viajes tan largos como los de Cux, hubo momentos en que las horas y horas de traslados se hicieron algo pesadas – especialmente cuando comenzaban las peleas y llantos – pero aún así sigo negándome a tener un dvd portátil en el auto.

Es que me parece que aunque pueda ser cansador y haya que ejercitar la imaginación al máximo para entretener a los niños, creo que los viajes en auto pueden ser una instancia para compartir y abrir los ojos a nuevos paisajes.

Me gusta tener hitos en el camino que buscar, como la piedra colgante de la cuesta de las Chilcas, esperar los molinos de Canela, o tratar de ser el primero en ver el mar. Esos son juegos que se quedan en la memoria, en cambio siento que si los niños van hipnotizados con películas se pierde esta oportunidad, junto con dejar de mirar el camino y los cambios en el paisaje, los animales y ríos, que éste puede ofrecerles.

Cada vez que viajo por la carretera, con dos pistas y harta comodidad, intento recordar cómo eran los viajes cuando yo era niña. Cuando había una sola vía y un sólo auto parado en el camino podía provocar un taco de horas. Ahí se sobrevivía de lo más bien sin dvd portátiles.

Tal vez si tuviese que hacer un viaje extremadamente largo, o si tuviese que viajar sola con mis hijas optaría por tener uno, porque debe ser bien complicado el viaje cuando no se tiene un copiloto que se encargue de los juegos, pero por el momento prefiero seguir en la vieja escuela de buscar vacas o caballos y cantar todos juntos.

Link foto: edenpictures

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • Andrea

    Me han sorprendido lo agresivos de los comentarios … será la vuelta a la rutina?

    Nosotros viajamos a Pucón de ida muy temprano (5 am) para que siguiera durmiendo.. pero obvio que iba mas despierta que nosotros… no tenemos DVD portatil (aunque lo pensé, porque hasta nosotros nos aburrimos) pero resulto relativamente bien.. cuando llegamos no quería subirse al auto en varios dias (decia “auto no” y cuando ya estaba arriba “me bajo”) y todavía lo hace.. aunque sea un trayecto de 20 minutos.. pero con Mazapán le lograbamos cambiar el tema…. Le contabamos donde estabamos, si alguien vivía por ahí cerca, lo que haríamos al llegar o lo que habíamos hecho en las vacaciones y si se acordaba…. y pasaba de la maña a la risa rapidamente.. y al reves también… cantaba sola…. nos conversaba (se largo a hablar en las vacaciones, allá cumplió 2 años), jugaba con algunos juguetes chicos… miraba para afuera: veia las motos, los camiones, los buses (igual con la malla para la sombra no ve tanto), dormia, tomaba agua, comia algunos dulces.. se aburrió un poco, pero sobrevivimos (la vuelta creo que fue más larga, nos vinimos como a las 10:30 am, y paramos en varios servicentros al baño y a estirar las piernas)
    Antes en la silla nido el tramo viña santiago habia sido agotador … por eso cuando la pasamos a la silla era pura novedad y felicidad (y no nos habiamos arriesgado a tramos largos)

  • ana bolena

    No entiendo como algunas pueden pensar que se merecen un trofeo a la mejor madre porque hacen las cosas así o asá.
    Por favor me sumo a lo que varias han dicho, expongamos nuestras opiniones con respeto y compartamos experiencias, a mi me gusta leer realidades distintas a la mía, me entretengo y aprendo. Pero no pienso que yo soy mejor o peor por vivir y criar a mi hijo de forma distinta. Es lo nos tocó a cada una, o lo que elegimos mejor dicho, y no me cabe duda que tod@s lo hacemos lo mejor que podemos.
    Rememos para el mismo lado y paren la lata algunas.
    Saludos!

  • ml

    Pucha chiquillas, no peleemos!!!!! Un abrazo para todas. Cada una sabe cómo es su hijo y las particularidades q tienen: quietos, movedizos, comilones, mañosos, etc. Si nos interesa leer y opinar acá es pq apreciamos las experiencias de las demás y queremos compartir las nuestras…

  • mamadeleo

    como que da lata opinar porque aca te van a retar!
    Sobre el dvd, no nos gustaba la idea, pero mi papá nos regaló uno, y lo llevamos para probar un poco. Resultó que volviamos de argentina justo con miles de argentinos que venian a reñaca, y estuvimos ocho horas en la aduana! Se pueden imaginar eso con una niña de dos y medio y la guagua de cuatro meses? Se aplicó dora y sobrevivimos!
    Igual criticamos cuando vemos en la ciudad las camionetas con sus dvds encendidos, es como mucho, creo.