La famosa bolsa de agua

por Cux

La bolsa de agua es la que contiene el líquido amniótico, que es transparente e inoloro y protege a la guagua del exterior. Evita que bacterias entren por la vagina y puedan infectarte a tí o a la guagua. Entonces era muy importante no perderlo de vista.

Con mi primer hijo se me rompió la bolsa en la semana 38 y a diferencia de lo que había imaginado durante todo el embarazo y muy independiente de todo lo que me había dicho mi doctor y la matrona, la cosa fue así:

Demasiado obvio! Aunque el doctor me lo había dicho en todos los tonos. Es que creo que uno de los grandes miedos que uno tiene al ser primeriza es “no darse cuenta” que se rompió la bolsa, que empezaron las contracciones, que llegó la hora. No es la sensación de pipí, es transparente y es mucho. Y no me pregunten por qué, pero lo supe al primer segundo. No había forma de que fuera otra cosa. No había forma de no darse cuenta. Aunque la única manera de saber que la cosa era así era pasándome. Me dí cuenta que se había roto la famosa bolsa

- Uno cree que todo está perdido y que la guagua nacerá en media hora. No es así.

- Finalmente es todo muy relajado, llegué a la clínica sin líquido amniótico -según yo-, sin embargo mi hijo nació al otro día, unas 18 horas después, entonces es verdad que uno puede hacer varias cosas antes que salir como locas de la casa. Mi doctor me había dicho que me duchara si era necesario y que me tomara todo con calma, lo que obviamente no pude controlar al momento que me pasó, pero técnicamente, está todo controlado y sí alcanzas a hacer una maleta, ducharte, lavarte el pelo, etc.

- Las contracciones me aparecieron -y al igual que a varias amigas que han roto la bolsa- mucho después, de hecho a mí me empezaron a inducir el parto para poder generar las contracciones, y eso fue varias horas después del líquido.

- Lo mas heavy de todo es que el parto es inminente, ya llegó la hora y no pasarán más de 20 horas, hasta tener a la guagua en vivo y en directo en tu brazos.

Sé que todo suena súper obvio, pero recuerdo mi pánico de primeriza y siento que puede servir leer a alguien que le pasó y que no es el médico que dice lo que está dentro de las reglas generales. Hay que tener ojo si el líquido que botas no es completamente transparente o si tienes algún dolor distinto a los “tradicionales” en esta etapa y obviamente -creo yo- debes comunicarte con la matrona y el doctor, para evitar alguna complejidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>