La valentía del embarazo

por magdalena

Soy híper cobarde médicamente hablando. Lo paso pésimo en el dentista, nunca me he atrevido a donar sangre y hacerme cualquier examen que implicara agujas me sacaba lágrimas, pero durante mis embarazos algo se apoderó de mí que me llené de valentía.

Si me tenían que sacar sangre prestaba mi brazo sin problemas, si me tenían que poner suero o hacerme exámenes una y otra vez para ver cómo iba la dilatación, respiraba profundo y lo asumía no más. Incluso cuando llegó el momento de la epidural hasta me reí del poco miedo que le tenía. Y todos los temores que durante años me rondaron en torno a la figura del parto desaparecieron cuando me di cuenta de que era algo inminente.

Yo me imagino que es algo súper común y que a la gran mayoría de las mujeres les debe pasar lo mismo. Y es que la sensación del embarazo es tan poderosa que obvio que si hay que pasar por algunos dolores físicos uno aperra no más.

Lo gracioso es que es una valentía totalmente momentánea, porque ahora, sin embarazo de por medio, soy igual de cobarde que antes y vuelvo a transpirar y marearme cuando me hablan de agujas y sangre. Supongo que si tuviera que someterme a algún procedimiento médico por mis hijas lo haría sin pensarlo, pero si es por algo que sólo me afecta a mí sufro igual que cuando era niña.

Link foto: Thirteen of Clubs

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>