Lo que los niños hablan de nosotros

por Mario Santos, ilustración Frannerd para DienteLeche

Tuve que viajar fuera de Santiago y me sorprendí cuando mi mujer me contó que nuestra hija mayor había levantado la mano en el colegio y había pedido en la oración porque a su papá le fuera bien en su viaje. Primero me emocioné, porque lo consideré muy tierno de parte de ella y segundo, porque ella había retenido que iba a salir de Santiago y al primer contacto con sus compañeritos y profesoras, lo tuvo muy presente y lo quiso compartir con ellos. Además era una preocupación para ella.

Muchas veces hemos hablado con mi mujer respecto de cómo nos verán nuestras hijas y sobre qué captarán de lo que pasa en nuestra vida diaria. Yo tengo ya algunas señales: ella sabe que yo tengo que viajar cada cierto tiempo, que por ejemplo trabajo con una empresa de una marca de bebida – cosa que a ella le encanta, porque cree que yo soy casi el dueño de ésta – y que cuando tuve que viajar al extranjero fui a una ciudad “donde viven los Muppets, Papá…”

Pero me encantaría poder escuchar qué es lo que dice de nosotros cuando no estamos ahí, porque todavía está en esa época en la que somos perfectos para ella, donde somos los más secos, los más lindos y mucho mejores personas de lo que en realidad somos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • Maritza

    Mi hija aun no habla, pero mi hermana chica me dejó p’aentro un par de veces… porque ella puro repetía que quería ser como yo, tomar fotos, pintar cuadros y cosas como esa, y a mi se me inflaba el corazon, pero hace poco me dijo algo entre chistoso y tierno… estabamos comprando en el Jumbo de San Miguel ese que esta frente a la municipalidad y cuando vamos subiendo la escalera (se ve pa la calle desde esta) ella me dice “Nany, cuando era chica, yo pensaba que tú habías pintado eso” (señalando la municipalidad que tiene un hermoso mural muy grande) y me dio riiisa, cosa chica… es bakan ver como los mas chicos, cercanos … nos idolatran poco menos… =)

    ojalá con mi hija sea lo mismo, jejeje

  • http://www.cronicaschuchetas.cl Claudia Canifrú

    Es verdad lo que comentas, recuerdo que cuando era niña encontraba que mis papás eran perfectos y no tenían ningún defecto. Luego viene la adolescencia… pero falta para eso :)

  • Carito

    Ayer hablábamos eso con mi marido, qué pensará en el futuro nuestro hijo de nosotros (también de los errores que vamos a cometer). A nosotros nos pasa que mi marido recuerda puras cosas malas de sus papás, nunca escucho algo bueno o positivo, yo por el contrario siempre hablo cosas buenas de mis papás, primero cuando chicas encontraba que eran los mejores y más bacanes del mundo, después en la adolescencia me dí cuenta que mis papás se equivocaban pero igual siempre sentí y supe que eran excelentes, y ahora que espero a mi hijo me he puesto en su lugar en muchas situaciones, y encuentro que mis papás son la raja, con defectos, pero la raja.

  • Maria M.

    Espero que mis hijos cuando se den cuenta de que nosotros no somos perfectos, puedan ver que todo lo que hacemos por ellos es por su bien. Ahora, como anécdota que me acordé por el título, ojo con las cosas que cuentan los niños en el colegio!! jajaja Una amiga parvularia me contó que un niño le dijo que se había atrasado porque sus papás se habían tenido que bañar dos veces… jajaaja y otras varias intimidades jajaja.

  • catalina

    Una sobrina mía, que tiene 5, me preguntó la otra si yo estaba de vacaciones de invierno, igual que ella (yo soy profesora) y yo le dije que sí. Se quedó un rato callada y me preguntó: tu colegio es para grandes? y yo le dije que no, que era igual al de ella, pero que yo soy la profesora, y encontró que eso ya era lo máximo (a esa edad todavía los profes somos considerados un aporte en la vida… mis alumnillos adolescentes no tanto jajajaaj)

  • Pao

    A mi Panchito lo lleve varias veces a la U por ene motivos.
    Cierto día fuimos a ver unas notas de X ramo, de esos que son botadisimos.
    Y ocurre que su tía tenía promedio 7,0 (jejeje el único Ramo eso si).
    Al tiempo después llego a buscarlo al colegio y lo escucho clarito contarle a su profe que su tía tb seria profe y tenía puros 7,0 en la Universidad…
    Igual me dio pena decirle después que no era tan así en los otros Ramos, pero para el yo era (y a veces todavía) suPer matea.
    Rico!!!! (ojalá a sus 15 valorara algo así ahora :s maldita edad del pavo!!!!)