Mascotas y niños: si se puede!


por m

Justo un año antes de tener a mi primera hija llegó a nuestra casa la Julieta, una Basset Hound de un mes y medio, absolutamente regalona que se convirtió en nuestra primera responsabilidad y compañía. La Julieta era para nosotros nuestra primera hija y los tres íbamos juntos donde fuera.

Vivíamos en departamento y aunque ella tenía su camita, prefería dormir en la nuestra y nosotros la dejábamos. Luego, cuando quedé embarazada, fue mi mejor compañía en esas tardes invernales de siestas eternas y sus paseos me servían para mantenerme activa.

Cuando faltaba poco para el nacimiento de la guagua los amigos y familiares comenzaron a ponerse nerviosos. Todos se preguntaban cómo lo íbamos a hacer con nuestra mascota viviendo dentro del departamento y con un recién nacido, pero a nosotros no nos complicaba la idea.

Algunas semanas antes del parto la bajamos de nuestra cama y la acostumbramos a la suya. La Julieta se daba perfectamente cuenta de que algo importante iba a pasar y por primera vez empezó a comerse cosas. No se salvaron ni las pantuflas, ni los controles remotos.

Cuando llegamos a la casa con la guagua las presentamos inmediatamente. Las acercamos y dejamos que la oliera. Luego pasó lo más chistoso. Al parecer no tenía problemas con ese nuevo individuo en la casa, pero sí necesitaba llamar la atención, así que se hizo la coja. Cuando la veterinaria llegó a verla nos dijo que no le había pasado nada y todo era psicológico. Increíble.

Han pasado los años y la guagua ya es una niña que ama a su perro y vivimos en casa con jardín, donde las dos pueden jugar. Mi hija alguna vez seguramente perdió un juguete porque quedó al alcance de la Julieta y ella lo agarró. Pero nunca hubo algo más que eso. Hay que considerar eso sí que los Basset Hound son una raza tranquila y amante de los niños y en este caso eso ha quedado en completa evidencia,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • Dulcepaz

    Mi bebé tiene 4 meses recien cumplidos y tenemos dos perritos un labrador y un pastor aleman…..ellos fueron los primeros en demostrarme que estabe embarazada!!!!…me di cuenta que algo me pasaba porque cambiaron mucho..me olisquearon y despues se me echaban a los pies, el más regalon se puso a comer todo de nervios y el jugueton que te llega a botar..nada me trataba con pinzas..plop!! alos dias supe que estaba esperando a mi primera hija….ahora me miran cuando paseamos en el coche y estan a mi lado la conocen y la cuidan….depende de uno como los junta…he visto casos que nace la guagua y el perrito al patio (antes vivia dentro de la casa) y ni lo pescan…se olvidan de ellos…

  • Carocaracola

    Al quedar embarazada mi bebé, mis familiares lo primero que me dijieron era que debía regalar a mis dos gatos, porque los felinos eran peligrosos y no se podía confiar en ellos.
    Al llegar de la clínica mis gatos estaban engrifados de miedo al ver llegar a tan extraña criatura, se acercaron super cautos al coche y salieron corriendo, por casi un mes fue estresante tener que tener a los pobres confinados al living (que es enano) por temor a que fuesen a reaccionar mal con el bebé.
    Pasaron las semanas y se acercaban ya más relajados a oler su cabecita, ahora mi bebé tiene 6 meses y se muere de la risa al ver a los gatos correr, ellos por su parte se echan a su lado y dejan incluso que les tire los bigotes jaja , así que si no se dejen llevar por la mala reputación de los gatos y esperen a ver como reaccionan los mininos, siempre con supervisión :)

  • Pingback: Niños con mascotas? | DienteLeche