Nostalgia de las guaguas

por magdalena

Hace unos días mi hija de dos años y medio me dijo con mucha autoridad que ella ya no era una guagua, sino que era una niñita. Para mí no fue una gran novedad, ni algo que no hubiera notado, y aunque en muchos aspectos sigue siendo chiquitita, cada día va teniendo más autonomía y más rápido se va alejando de ser mi guagua regalona que no me dejaba hacer nada porque siempre quería estar en brazos.

Entremedio de todos estos cambios me ha empezado una nostalgia de las guaguas chicas que jamás pensé tener. Veo una guagua de meses en el supermercado y me quedo mirándola, luego recapacito y conscientemente me digo a mí misma que recuerde las noches sin dormir, y esa dependencia absoluta que por un lado es rica y mágica, pero al mismo tiempo es agotadora. Tengo que obligarme a pensar en cómo ahora puedo hacer más cosas para mí y a la vez podemos hacer paseos y panoramas todos juntos y pasarlo tan bien.

No sé si será algo que a todo el mundo le pasa. Yo reconozco que siempre fui guaguatera y que me gustan los niños en todas sus etapas, desde que sólo tienen días y no hacen nada más que comer y dormir, y de ahí en adelante cada edad la encuentro deliciosa. Tampoco sé si esa nostalgia – junto con otras motivaciones – en algún momento me impulsará a tener otro hijo o si tendré que canalizar mi amor por las guaguas a los sobrinos que poco a poco comienzan a llega.

A ustedes le pasa o sus niños están todavía muy chiquititos como para empezar a sentir nostalgia?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>