Playlist para los hijos


por Paty Leiva

Antes de que naciera mi hijo le grabé un cd con canciones que a mi me gustaban de siempre y que me parecían lindas para compartir con él dentro y fuera de la guata. Ese disco incluía cosas como She’s a Rainbow y Happy Together entre otras. Así que esa fue la primera lista de canciones que seleccioné para él. La foto de arriba es la portada del disco, un close up suyo antes de salir.

La segunda fue cuando nos preparamos para el parto. En la clínica que lo tuve podíamos elegir la música que sonara de fondo mientras se desarrollaba la acción. Nos preocupamos de armar la lista con canciones que en verdad nos gustaran mucho (estaba traumada con una historia en que el dr puso la radio y la guagua nació con Roxette!). Así fue como mi primer hijo nació con Playground Love, de Air; y cuatro años después, mi hija lo hiciera con “I Just Don’t Know What To Do With Myself” de Burt Bacharach pero en versión White Stripes.

La siguiente lista es la que vino cuando en el postnatal nos quedamos solos y fui conociendo sus gustos. Yo ponía música y me daba cuenta de cuál le gustaba, cuál lo alegraba o lo calmaba. Esa lista se llamó “No llores” y comenzaba con unos buenos pop, con baterías bien marcadas que llamaban su atención y lo hacían seguir el ritmo, y de ahí iban bajando en intensidad hasta convertirse en improvisadas canciones de cuna y se armaba una transición entre Walking on Sunshine (Nena), There Must be an Angel (Eurythmics), No Rain (Blind Melon), Close to You (Carpenters) y Space Oddity (David Bowie).

Ahora que está más grande voy recogiendo sus apreciaciones sobre la música que escuchamos en la casa o en el auto, el otro día por ejemplo, me dijo que esa música que sonaba (Pixies) le servía para jugar a las persecusiones, o jugando en la casa, que una de Jamirquai era su favorita. También le gusta Gorilaz, Michael Jackson (para bailar más que nada) y cuando comienza a sonar Led Zeppelin parte con el gritito de la intro.

No tengo nada contra las rondas infantiles pero las van a conocer de todas maneras en el jardín y el colegio, por eso me gusta compartir con él mis propios gustos musicales, y de pasadita hacer una mini Escuela de Rock. No veo por qué privarlo de buena música sólo por ser niño –eso sería subestimarlos– así van puliendo la oreja desde chiquititos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • señorita

    y en el minuto del parto estás concentrada en la música que suena? yo creo que no me daría ni cuenta. es como follar con música, pasa tan a segundo plano que si se acaba el disco o se quedara pegada la canción no lo notaría.

  • http://www.dienteleche.com patyleiva

    no, no cachai nada la música, me di cuenta de cual era la canción cuando vi la grabación (que por cierto no enfobaba al hecho mismo sino desde mi perspectiva)

    • señorita

      ah jajaja, pero lindo igual si es una canción importante para ustedes

  • http://www.dienteleche.com m

    Cuando tuve mi primera hija mi marido hacía un programa matinal en la Radio Horizonte. El nacimiento de mi hija fue a las 8.00 AM y por supuesto que él estaba conmigo, pero su partner en el programa nos lo dedicó entero. Pusimos la radio en el parto y fue demasiado choro! Me acuerdo perfecto de dos de las canciones que nos pusieron: Te llevo para que me lleves y Woman, de John Lenon. Las dos canciones me gustaban, pero ahora las amo. Lo triste es que después mi marido no atinó a pedir la grabación del programa, buuuu.

  • Santaneitor

    jajajaja muy buena observacion “señorita”, bueno creo que depende de cada uno… hay algunos que incluso no quieren tomar ni una fotito y dejar ese momento en el recuerdo,
    respecto a la musica, creo que es capaz de generar cosas que no las hace nada mas, en la musica encuentras un conjunto de sonidos que generan emociones y recuerdos, ademas del buen estimulo que significa, si hoy en existe hasta MUSICOTERAPIA…

  • Felipe

    La carátula se parece mucho a la de Tommy, de The Who. Siendo adrede o no, el guiño tiene harto sentido jaja

    En todo caso, imposible no recordar el doctor que le tocó a Phoebe en Friends, que ponía canciones de Happy Days, porque le encantaba The Fonz

  • señorita

    yo no sé si ponga música, si mi marido quiere feliz. A mí me da un poco lo mismo. Lo que sí escucho harto ahora (soy medio pegada con las canciones) es Beautiful boy de John Lenon, y se la canto todo el día a mi niño (es para febrero). Dicen que después escuchar algo conocido los tranquiliza, será cierto?

  • Mony

    Mo hijo de 3 años adora John Lennon, hasta canta sus canciones!!

  • ana bolena

    Ohh justo anoche me puse a rotular mis discos misteriosos sin nombre, y a medida q los ibamos poniendo en el dvd iban saliendo canciones y con mi hijo las bailamos todas, desde 31 minutos hasta metallica, spice girls, jaja de tooodo. Lo pasamos super :)

    Ah y lo único que escuché en el parto era el sonido de la máquina de la presión ¬¬

  • Pingback: Datos prácticos para preparar la llegada de la guagua | DienteLeche