Ponerse de acuerdo para los permisos

por magdalena, ilustración Frannerd para DienteLeche

Si hay una cosa que odio es cuando dicen que los niños son manipuladores por naturaleza. He escuchado que hasta se dice eso de las guaguas de pocos meses cuando lloran para que las tomen en brazos. Yo no puedo estar más en desacuerdo con esto y me rehúso a pensar que soy una víctima de las malas intenciones de mis niños. Lo que sí creo es que ellos son inteligentes, pícaros, y que muy rápido van aprendiendo algunos trucos para salirse con la suya. Uno de estos trucos es preguntarle a uno de sus padres algo y si reciben una respuesta negativa preguntarle al otro buscando obtener otra respuesta. Y uno va y cae, lo que al final puede generar pequeñas – o algunas veces más grandes – discusiones por las decisiones que se están tomando.

Esto es un clásico – quién no lo hizo – en la adolescencia, cuando además los permisos son más complejos, pero también me ha tocado vivirlo diariamente con mi hija de cinco años y con permisos más simples, como si puede ver monitos hasta un poco más tarde, si puede comer algo a deshora o jugar con algo que está restringido, como por ejemplo las témperas.

Ya nos ha pasado varias veces que nos damos cuenta de que uno autorizó hacer algo que el otro segundos antes había negado, entonces ahora cada vez que mi hija nos pregunta algo que puede ser conflictivo, optamos por preguntarle a ella: ya le pediste permiso a tu papá/mamá? y si la respuesta es positiva apoyamos la decisión del otro, aunque a veces no estemos 100% de acuerdo. Claro, si esto pasa podemos persuadirnos mutuamente, no delante de los niños, y luego el mismo que había dado el permiso da la nueva decisión. Todo esto con el interés de no restarnos autoridad entre nosotros y que ninguno de los dos aparezca como el más permisivo.

Obvio que no siempre nos resulta, pero vamos mejorando, sobre todo en generar en mi hija la sensación de que no saca mucho con jugar ese juego, porque no es muy probable que consiga lo que quiere si ya se lo negaron, a ver si así poco a poco deja de hacerlo. Muy iluso?

Me imagino que en los casos en que se cría sola/o no hay este tipo de problemas. O tal vez se utiliza a los abuelos cuando se sabe que ellos son más permisivos, lo que sucede la mayor parte de las veces. Y me imagino también que esta situación puede ser incluso más latera, porque al menos yo, odio cuando mis papás intentan meterse en las decisiones que tomo con respecto a mis hijos.

A ustedes ya les ha tocado vivir esto? Se acuerdan de haberlo hecho cuando eran niños?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>