Qué difícil es no comparar a los niños

por Irene

Una de las primeras cosas que a uno le dicen cuando tiene un segundo hijo que es que no hay que compararlo con el mayor, pero aunque uno racionalmente entiende el concepto, en la práctica es complicado aplicarlo.

Por supuesto que evitar compararlos con frases terribles del tipo tu hermano ya se comió la comida y tú no, no es tan difícil, porque son bastante evidentes y al menos a mi no me ha costado tanto. De hecho creo que nunca lo he hecho, el punto es no compararlos al pensar en ellos, por ejemplo en la edad en la que caminaron, qué tan buenos para llorar son o qué tan sociables, etc. Aun cuando no verbalicemos ninguna de estas comparaciones.

Yo creo que hacer esto es bastante entendible, porque cuando uno tenía un solo hijo no había ninguna experiencia previa, por lo que todo lo que él hiciera nos parecía “normal” – igual es típico andar preguntando a los amig@s si sus hijos en edades similares ya hicieron esto o lo otro, a modo de referencia- pero cuando tienes al segundo toda tu escala de lo que “debería” ser empieza a modificarse por esta nueva personita que normalmente no hace nada igual al primero. Por lo mismo intento no estresarme con el asunto. Es maravilloso que sean diferentes, pero no por eso deja de llamarme la atención.

Link foto: acornchief

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • Mala madre

    Comparar a los hijos entre si es natural, yo por lo menos trato de no hacerlo en voz alta o en mala onda asi como dice el post “de que uno se comió la comida y el otro no” …pero debo confesar que he pecado…y varias veces. Lo peor es que me hicieron recordar una vez cuando tenía 9 años mas o menos…mi mamá en un intento por…motivarme a mejorar mi rendimiento escolar, tuvo la brillante idea de compararme con una compañera de curso a la que le iba muy bien, además hacia deportes y era una de las que me hacía la vida imposible en el colegio, de esas cabras malas que siempre tienen la palabra precisa para amargarle la vida al resto…Les juro que en ese momento sentí que mi corazón se partía en pedacitos pequeños…me dolió taaaaanto que me demoré mucho rato en superarlo y perdonar a mi mamá, porque a los nueve años no tenía como entender la situacion.

    Asi que en mi vida de mamá trato de pensar bien lo que voy a decir sobre todo en los momentos de desesperacion…lastima que no siempre me resulta.

    Para terminar voy a dejarle un saludo y miles de besos a mi chanchito que hoy cumple 2 años, estoy enamorada de mi gordo bello.

    saludos a todas.

  • soy_imaginaria

    Bueno yo no soy madre aun, pero si soy estudiante de educacion parvularia y ya en segundo año estamos haciendo practica en jardines. En nuestras practicas visitamos distintos niveles y trabajamos con dos niñitos a la vez. Algo que tambien nos cuesta hacer es evitar comparar, pero siempre la profesora encargada de nuestras practicas nos recalca que los niños se desarrollan a diferentes ritmos y no porque un niño vaya mas atras deacuerdo a los hitos de desarrollo es que tenga algun problema o sea mnos capaz o cualquier otra cosa.

    Siempre nos recalcan que al aplicar las pruebas para ver como van los niños , al entregar los resultados seamos super cuidadosas al explicarle a las madres de los niños, que no porque un niño vaya más lento tiene que preocuparse y asustarse . Ya que existe cierta edad en que todos los niños tienen logrado todo. Lo mismo nos dicen que no influye en nada que un niño aprenda a pararse antes de tiempo o balbucee más cosas antes de lo normal.